Haidong Gumdo

 

El principio del Haidong Gumdo se remonta a los días en que Corea se dividía en tres regiones: Koguryo, Paekje y Silla, periodo conocido como “De los Tres Reinos” (56 a.C.-668 d.C.). Atravesado por el río Amnokkang, Koguryo era reconocido por su tradición marcial; su gente era tan fuerte y comprometida que el reino creció con rapidez y concentró un gran poder.

 

Fue entonces que el tercer general de la dinastía de Koguryo, Yu Yu, formalizó una técnica de entrenamiento –basada en el manejo del sable– para los soldados o Samurang. Éstos, a su vez, ayudaron al rey Kwang Kae To a ampliar las fronteras del reino e incluir las tierras de Paekje; de esta manera, Koguryo alcanzó su máximo desarrollo entre el 371 y 384 d.C.

 

Sin embargo, la época de esplendor no duró mucho, debido a que China comenzó a invadir la península. Los soldados coreanos enfrentaban las numerosas incursiones invasoras con gran éxito, hasta que la dinastía de Silla unificó la península coreana en 668 d.C., con la ayuda de la dinastía Tang de China.

 

Posteriormente, los guerreros se encontraron sin el apoyo gubernamental; como resultado, sufrieron un periodo de decadencia. Durante este tiempo, tanto el clima político como el aristocrático hicieron que las artes marciales fueran muy impopulares. Se prohibió su práctica por el riesgo que implicaba para las clases privilegiadas; en su lugar, la ciencia y la tecnología acapararon la admiración del público. Fue así que algunos de los Samurang se retiraron a la montaña de Pecktu, donde continuaron trabajando su arte en secreto. El esfuerzo de uno de ellos –el maestro Sul Bong, enérgico protector de la tradición marcial– permitió crear el primer doyang o espacio de entrenamiento, lugar en el que adiestraban a los estudiantes para ser excelentes guerreros. Los mejores fueron llamados Haidong Mussa; que eran enviados para fundar nuevas escuelas en distintos puntos de la península y transmitir sus conocimientos.

 

Hoy en día, la finalidad de practicar Haidong Gumdo no es la de formar soldados que pelearán hasta la muerte por sus ideales, sino ejercitar el cuerpo, la mente y el espíritu para ser mejores personas. Claro que aún existen algunos aspectos que han perdurado a través de la historia; uno de ellos es el uso del dobok (uniforme), consiste en una casaca y un pantalón amplio negros. También está el doyang, que puede ser cualquier lugar, desde una duela hasta un área verde, la condición es que sea un espacio plano.

 

El sable sigue siendo su distintivo, por lo que los nuevos Samurangs usan tres tipos:

1 De madera o mok gum, para hacer formas y pasos de combate.

2 De bambú o chukto, para el combate libre o controlado.

3 De metal o jin gum, el cual es manejado sólo por cintas negras mayores de 21 años, puesto que tiene filo. Con él se aprende a cortar objetos, desde madera, bambú maduro, pacas de paja, papel o fruta.